miércoles, 6 de noviembre de 2013

From Dusk Till Dawn, Robert Rodriguez, 1996


En esta ocasión hablaré de “From Dusk Till Dawn” (“Del crepúsculo al amanecer” en México y “Abierto hasta el amanecer” en España) la quinta película de Robert Rodriguez (“desperado”, “machete” y la próxima a salir “machete kills”) la historia trata sobre dos hermanos Seth y Richard que son unos criminales interpretados por George Clooney y Quentin Tarantino, que huyen de la ley rumbo a México para retirarse de su vida ilegal. Van dejando un camino de muerte y se topan con un predicador (Harvey Keitel) que pierde la fe a causa de la muerte de su esposa y se encuentra de vacaciones en Texas con sus dos hijos, entonces los obligan a llevarlos a México.

La trama como puede parecer a simple vista es muy común, pero la actuación de Clooney como un criminal rudo se lleva la película junto a la extraña pero divertida intervención de Tarantino, logrando que no exista ni un momento aburrido, además los personajes de Seth y Richard son tan memorables como Vincent y Jules de “Pulp fiction” (Quentin Tarantino, 1994).

Los puntos débiles de esta cinta le dan cierto encanto (hablando de los efectos especiales y las escenas de acción), siendo un homenaje a las películas de serie b, a las películas de monstruos y luchadores mexicanas, de las cuales Rodriguez es fan, igual hay homenajes a la opera prima de Raimi “evil dead”, aunque otro punto débil es el humor un poco corriente que tiene en algunas partes, aunque sirve para reflejar el tipo de ambiente en que se desarrolla la historia.

Las escenas que más me agradaron son la del inicio, que tiene un aire como a “Pulp fiction” o algún western, y la del baile de Salma Hayek, que como dato curioso el director le pidió que improvisara toda esa escena igual que con la escena de Jessica Alba en “sin city”.

Creo que el paso del tiempo hace que uno de los puntos más fuertes de la película se pierdan, igual como pasa con el “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde” que ya sabemos la sorpresa, me hubiera gustado verla sin saber en lo que se termina convirtiendo la historia, así que si aún no sabes de que hablo así recomiendo verla, pienso que dejaría un mejor sabor de boca. 

Con respecto a las secuelas, a las cuales iba a incluir en esta misma entrada pero no son tan geniales como esta, pierden bastante del estilo que Rodriguez le había impregnado a la primera. Por ejemplo en la segunda los personajes no son tan memorables y sueltan la sorpresa muy pronto, dándole un ritmo acelerado pero al mismo tiempo te hace perder rápido el interés, se siente bastante la ausencia de este director que ni siquiera siendo el productor logra salvarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada