viernes, 19 de julio de 2013

Por qué "It" es una mala adaptación


Stephen King es uno de los escritores más representativos de la literatura norteamericana de la segunda mitad del siglo XX, y para muchos el mejor escritor de horror moderno. Es natural que muchas de sus obras hayan sido adaptadas a otros medios, en su mayoría de una manera satisfactoria. Un ejemplo es la película de “el resplandor”, si bien King nunca le perdonó al director Stanley Kubrick ignorar parte de la esencia primordial del libro y cambiar muchas cosas, sigue siendo una película genial e icónica. También la película de la “Zona muerta” me parece una buena película. Pero en contraste puedo decir que también una buena parte de estas adaptaciones han sido mediocres. Dejando a un lado que se apegue al material original, que en algunos casos es muy difícil, aún siguen siendo traslaciones de calidad muy dudosa. 

Es una pena que en este último caso se encuentre la película para la televisión “It”, basada en el libro de mismo nombre, el cual es una obra que no solo los fans de King deberían leer, también quienes siguen la literatura de horror, ya que encontraremos situaciones muy macabras, ambientes lúgubres, personajes interesantes, hasta momentos muy Lovecraftianos. En esta ocasión hablaré de porque esta película es una mala adaptación y también porque no funciona.

La película se desarrolla en Derry, un pueblo ficticio creado por King que aparece en varias de sus historias, donde se desata una serie de asesinatos a niños y un bibliotecario llamado Mike Hanlon llama a sus amigos de la infancia ya que un horror que habían vencido ha vuelto. Mientras avanza, la trama se ubica en los eventos de su infancia y alterna a la actualidad, y vemos los encuentros entre este grupo de amigos y el ser diabólico a quien llaman “eso”, que se presenta como un payaso pero que cambia de forma. Uno de ellos llamado Bill Denbrough, había perdido a su hermano menor a manos de este ser, en ese tiempo había sido tartamudo y cuando se repiten estos eventos poco a poco está recuperando esta condición, casi lo mismo que le sucede a su amigo Eddie Kaspbrak a quien le regresa el asma. Si bien esto no suena tan relevante, muestra que tipo de eventos incomprensibles se están desatando.


A partir de este punto hablaré más cosas sobre la trama, así que si quieres leer primero el libro o ver la película recomiendo terminar en este punto y regresar después, aunque si tu curiosidad es grande eres igualmente bienvenido a continuar. 

Como mencioné, la historia va alternando escenas del pasado y futuro, pero no está muy bien logrado  y ya cuando solo queda la parte de los adultos se hace un poco más densa la película. A diferencia del libro (espero no repetir demasiado esto) es de los puntos más fuertes e interesantes, ya que algunos capítulos que fueron de mis favoritos son sobre escenas que pasan incluso antes de que nacieran los protagonistas y simplemente no las incluyeron en la película.

Otro aspecto malo son las actuaciones, hay momentos que son hasta incomodas, agregando que muchos de los diálogos se vuelven ridículos, incluso hay una perdida brutal de la personalidad de los personajes con respecto al libro. Uno de los ejemplos más notables de esto es sobre la banda de Henry Bowers, quienes pasan de ser un grupo de personas dañadas y peligrosas a un grupo de tarados inútiles. Aunque donde más se resiente esta pérdida de personalidad es en el grupo de amigos, que en el libro son personajes memorables e incluso llegas a reconocer y diferenciar sus maneras de ser. En la película son simplemente un grupo de amigos genérico conformado por puros estereotipos planos y nada interesantes, incluso sus acciones y diálogos carecen de sentido y significado para la historia en su gran mayoría, a excepción de un dialogo que es todo lo contrario que también resulta ridículo, esto sucede cuando uno de los amigos llamado Ben Hankscom cuenta al pie de la letra de que se trataba “Eso”, cuando en el libro es todo un misterio y poco a poco se descubre que es, lo cual también lo hace una historia atrapante. 

Debo admitir que una historia como “It” es muy difícil adaptarla a una película, además de la complejidad y magnitud que abarca la historia más su desarrollo de personajes (que funcionarían más en una serie) agregando la magnitud de algunos de los eventos que  aun con la tecnología de hoy es una tarea casi imposible o muy cara de representar tal cual, pero esta película comete un error inexcusable, la presentación de su villano.

Aún más en el género de horror el villano tiene una gran importancia, si bien visualmente el payaso Pennywise si cumple y pasó a ser icónico en la cultura popular, en el transcurso de la película no parece ser una amenaza real, ya que hay escenas donde solo hace el ridículo, que hasta termina pareciendo una película de comedia, un ejemplo es una escena donde Stan Uris es perseguido por la banda de Henry Bowers y gracias a la intervención de Eso este se salva. 

En conclusión podemos describir esta cinca como ridícula, absurda e incluso aburrida, y sin caer en el típico comentario de “el libro es mejor” porque se tratan de medios muy diferentes, es entonces solo una pésima adaptación y me deja deseando una nueva versión que sea superior, o simplemente que jamás se hubiera hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada